El faro del Cap de Creus

El faro del Cap de Creus, el lugar más oriental de la Península Ibérica

El faro del Cap de Creus

Para aquellos turistas que les guste disfrutar de lugares y momentos únicos en medio del medio natural, el faro del Cap de Creus es uno de esos sitios en los que puedes evadirte y fundirte con el mar. El faro fue encendido por primera vez en 1853, y únicamente se apagó durante la Guerra Civil por orden militar. Con una altura de 12 metros, continúa siendo un faro habitado por lo que su visita está prohibida.

El faro del Cap de Creus está rodeado de uno de los espacios deshabitados más grandes del Mediterráneo español, por ello, los viajeros más bohemios recomiendan llegar al faro del Cap de Creus, sentarse y dejarse invadir por la sensación de amplitud en este rincón del Mediterráneo.

El faro del Cap de Creus En ese mismo punto hay una terraza-mirador que rodea el antiguo cuartelillo de carabineros colindante, que se ha convertido también en hospedaje. Mientras se toma algo en la terraza o se come un buen pescado, se puede aprovechar para recorrer con la mirada los kilómetros y kilómetros de costa rocosa, con sus numerosas calas de agua cristalina que forman uno de los parajes más bellos de la Costa Brava.

Al faro se puede acceder en coche, pero si os gusta el senderismo, desde Cadaqués sale una ruta de algo más de 2 horas que permite disfrutar a lo largo del camino del paisaje de este lugar perdido en el oriente peninsular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>